• Más de 82 000 valoraciones positivas
El artículo se ha depositado en la cesta de la compra.
Ir a la cesta

Aerogenerador pequeño

Así se crea un sencillo aerogenerador que pueden replicar incluso los más jóvenes
Autor: E.S.
En línea desde: 03.07.2009, n.º de visitas: 96756
0
La AJSL (Association Jeunes Scientifiques Luxembourg), un club de investigación juvenil, quería construir un aerogenerador sencillo y no demasiado caro con materiales convencionales. Además, su funcionamiento debía ser fácil de entender.
El principio de un aerogenerador eólico es bien conocido: se necesita un molino y un generador.
Condiciones ideales:
  • la energía eléctrica debe generarse a baja velocidad (300 rpm);
  • el generador debe arrancar fácilmente;
El rotor se elaboró de forma modificada a partir de un tubo de desagüe de PRFV de 110 mm, tal y como describe muy bien el Sr. Grüner en su proyecto, «Un aerogenerador por 5 euros».
El diámetro es de 1 m y la anchura de la pala desde la línea central es de +2 y +7 cm (tarea para la sierra de calar).
Eje de acero de 5 mm, 18 cm de largo
Dos soportes de montaje, taladrados para el eje de 5 mm. Dimensiones: 60 x 60 x 40 cm
El cubo consta de un tornillo de máquina M8 x 20 con un orificio central de 5 mm para el eje y un orificio transversal de 2,5 mm con rosca M3 para el tornillo de fijación. La pala del rotor se fija con dos arandelas elásticas y tuercas.
Cuerpo de la bobina envuelto con alambre de cobre esmaltado
Interior del estátor
El estátor es una lámina de contrachapado de 10 mm de grosor con seis orificios en un círculo de 5 cm de diámetro. En cada orificio (núcleo de la bobina) se introduce un tornillo de máquina M6 x 25 mm.
En este caso, se utilizaron seis bobinas de plástico de máquina de coser y se enrollaron con 0,4 CuL lo más firmemente posible; en una bobina caben unos 12 m. La dirección de bobinado debe ser la misma para las seis bobinas.
El núcleo de hierro no debe sobresalir de la bobina, lo que se consigue en la parte posterior del estátor con una junta tórica y una pieza de tubo de plástico.
Ambos extremos de las bobinas se guían a través de dos pequeños taladros (véase foto superior) a la parte trasera por la placa del estátor.
Las bobinas se fijan al núcleo de hierro con un poco de cinta adhesiva o una gota de una pistola de pegamento en caliente.
Vista detallada de una bobina simple
Vista detallada de una bobina simple
Realizar conexiones eléctricas
Exterior del estátor
Por último, solo queda realizar las conexiones eléctricas. El extremo del hilo de una bobina se conecta al principio de la bobina adyacente (mediante soldadura o con conectores de minicable). Queda un principio y un final del hilo por donde se desvía la corriente eléctrica.
El rotor es un disco perforado de 8 cm de diámetro hecho de madera contrachapada de 10 mm de grosor en el que se pegan 12 discos magnéticos S-10-05-N con pegamento fuerte (fácil de realizar con una sierra de perforación y un taladro). El diámetro del «círculo magnético» es de 5 cm y los imanes deben fijarse de manera alterna apuntado hacia arriba: primero un polo norte y luego un polo sur.
La carcasa consta de:
  • una placa base de madera encolada de 18 mm de espesor y unas dimensiones de 9 x 16,5 cm;
  • el estátor para la pared trasera;
  • dos paneles laterales de madera contrachapada de 10 mm para conseguir la rigidez necesaria.
Mecanismo de giro consistente de:
  • un racor de grifo de 0,5 pulgadas x 15 mm;
  • una pieza de tubo de agua de 0,5 pulgadas x 8 cm;
  • una pieza de tubo de aluminio a juego para sujetar el tubo de agua.
La veleta consta de:
  • un conducto para cables de 16 mm de diámetro y 50 cm de largo;
  • madera contrachapada de 5 mm de grosor y 30 x 15 cm;
  • una abrazadera de plástico para el conducto de cables.
El conducto para cables debe tener muescas: aprox. 1 cm en la parte delantera para el orificio de 15 mm del soporte del grifo; aprox. 15 cm en la parte trasera para alojar la placa de contrachapado.
Entrehierro:
Para que el conjunto arranque sin problemas, el entrehierro entre el rotor y el estátor (en nuestro caso, unos 2 mm) se ajusta con arandelas, un anillo de ajuste hecho con una abrazadera y el cubo de la hélice. Por supuesto, con un entrehierro tan grande se pierde mucha energía eléctrica. Sin embargo, la energía sigue siendo suficiente para alimentar un diodo emisor de luz. Lo mejor es un LED transparente que se ilumine en rojo.
Aerogenerador terminado
El aerogenerador terminado
15 ejemplares de este aerogenerador fueron construidos por jóvenes de entre 12 y 14 años del club de investigación juvenil AJSL. Por supuesto, muchas piezas eran prefabricadas, por lo que el montaje en su totalidad duró algo menos de tres horas.
El resultado fue del 100 % y ¡los jóvenes quedaron encantados!
Si está interesado en el tema de las turbinas eólicas o los aerogeneradores, eche un vistazo también a nuestro proyecto «Cómo aprovechar la energía eólica».

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.