+++ Situación actual (Covid-19): nuestro almacén está lleno y los pedidos son tramitados sin demoras. Más información +++

  • Más de 69 000 valoraciones positivas

Cómo evitar daños en la pintura de un coche

Una tabla magnética evita daños en la pintura provocados por conductores descuidados
Autor: Loïc Schmidlin, Lutter, Francia, [email protected]
En línea desde: 03.08.2010, n.º de visitas: 283237
Cualquier amante de los coches se lo confirmará: no hay nada más desagradable que descubrir daños en la pintura de la carrocería de nuestro coche al regresar al lugar donde lo habíamos aparcado; y solo porque el conductor que aparcó a nuestro lado abrió la puerta con demasiado ímpetu al bajarse de su coche.
Gracias a sus imanes he dado con una manera de proteger la carrocería de este tipo de daños.

Material necesario (para cada lado del coche)

  • 1 tabla de madera, 10-20 mm de espesor y, al menos, 50 cm de largo
  • 4 bloques magnéticos del tipo Q-19-13-06-N
  • Formón (gubia)
  • Martillo
  • Silicona líquida (alternativa: pegamento UHU MAX REPAIR)
  • Gomaespuma, máx. 4 mm de espesor (a ser posible, adhesiva)
Nota del equipo de supermagnete: En vez de bloques magnéticos, se podrían usar también discos magnéticos fuertes o imanes para atornillar (enlazados más abajo). Estos no es necesario pegarlos.

Construcción

1. Realizar con el formón y el martillo cuatro agujeros rectangulares en la tabla de madera (8-9 mm; el agujero debe ser un poco más profundo que la altura del imán).
En imanes redondos: usar una barrena para madera en vez del formón.
2. Introducir silicona o pegamento UHU en las cavidades e insertar un bloque magnético en cada una de ellas. Dejar secar por la noche.
3. Lijar bien la tabla y los bordes.
4. Cortar la gomaespuma adecuándola al tamaño de la tabla.
5. Pegar en la parte izquierda y derecha de la tabla la gomaespuma encima de los imanes y presionar con fuerza.
Fijar las tablas en las puertas del coche tras aparcarlo.
Consejo: la tabla se puede pintar del color de la carrocería para que no llame tanto la atención.
Y violà: ahora ya podemos aparcar el coche con tranquilidad en cualquier lugar sin tener que preocuparnos de los daños en la pintura provocados por conductores poco cuidadosos.