Fijar brocha

Una brocha siempre limpia y escurrida
Autor: Steffen Scheuermann, Isfeld, Alemania
Para las tareas de pintado grandes, utilizo dos discos magnéticos del tipo S-20-05-N para fijar la brocha en el cubo de pintura de plástico. Para ello, coloco un imán en la parte externa y otro en la parte interna del cubo y, a continuación, fijo el área metálica de la brocha al imán del interior. De esta manera, siempre tengo a mano una brocha escurrida y evito tener que sacarla de la pintura.
El funcionamiento es similar con un cubo de pintura metálico. En este caso, la brocha se fija directamente a un bloque magnético del tipo Q-15-15-08-N.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.