Fondo para un miniestudio fotográfico

Con imanes Supermagnete se consigue un fondo de estudio fotográfico liso y sin abolladuras
Autor: Paolo, Rom, Italia
Su equipo tuvo el detalle de adjuntar gratis a mi pedido unos pequeños cubos magnéticos. Durante mucho tiempo, no supe qué hacer con ellos. Pero, entonces, se me ocurrió una buena aplicación: utilizarlos para sujetar un fondo muy fino a las placas de mi miniestudio de fotografía.
Las pinzas y los clips convencionales no solo dañaban un fondo tan delicado, sino que, por su tamaño, también me molestaban al hacer las fotos. Además, con estos utensilios no me era posible alisar bien el fondo, sino que solía quedar ondulado.
Por ello, utilicé un poco de su cinta metálica y pegué nueve pedacitos sobre las placas de polipropileno.
Nota del equipo de supermagnete: en lugar de los pedacitos de cinta metálica también se pueden utilizar plaquitas metálicas adhesivas (enlazadas más abajo).
Después, coloqué el fondo fotográfico sobre las placas, lo alisé y lo sujeté por encima de cada uno de los pedazos de cinta metálica con un cubo magnético de 5x5 mm. A pesar de su reducido tamaño, sujetan el fondo tan bien que ya no se mueve. Además, al ser tan pequeños, tampoco me molestan ópticamente para las fotos. Sin embargo, lo más importante es que no dañan la lámina del fondo.
Nota del equipo de supermagnete: contamos con otros imanes que también cumplen estos requisitos. Los hemos enlazado más abajo.
Un fondo bien liso permite centrar la atención en los objetos fotografiados.
Un fondo bien liso permite centrar la atención en los objetos fotografiados.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.