Hotel para abejas

Una casita llena de secretos
Autor: Jens, Lengerich, Alemania

Casita para abejas de madera de roble

He construido este hotel para abejas con una vieja viga de madera de roble.

Entrada secreta

El pequeño «anexo» de la derecha se puede abrir y cerrar para observar a las abejas en el interior de su casita. Sin embargo, para mantener oculto este sistema de las miradas ajenas, ideé un cierre magnético invisible consistente de 2 cilindros magnéticos pequeños y 2 tornillos.

Uso de cilindros magnéticos

Los 2 cilindros magnéticos (5 x 8 mm) los inserté en los taladros practicados en la tapa del anexo y los protegí con una capa de pegamento para evitar que se oxiden.

Tornillos como base de sujeción

Los 2 tornillos sirven de base de sujeción para los imanes y los atornillé en la casita principal. Cuando se cierra la tapa de la casita, los imanes se adhieren a los tornillos con una fuerza de sujeción óptima. El anexo permanece cerrado y se puede abrir fácilmente con la mano.

Dorso

Y este es el aspecto de la casita por detrás. El anexo lateral va fijado con sencillas bisagras.

Actualización primavera de 2016

El hotel para abejas ya tiene huéspedes y su ocupación es casi total.
Es divertido observarlas.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.