Mininvernadero

Se monta y desmonta en cuestión de segundos
Autor: C. Egli, Winterthur, Suiza
Con la ayuda de un amigo he construido un mininvernadero para plantar pimientos y chiles que se puede desmontar en invierno y guardar sin ocupar mucho espacio. La idea surgió después de leer el proyecto Casa de verano para ratas.

Material necesario:

  • 6 placas de poliestireno (mucho más barato que el plexiglás, pero no resistentes a rayos UV)
  • 20 cubos magnéticos del tipo W-05-G
  • 20 bloques magnéticos del tipo Q-05-05-02-G
  • Adhesivo para plásticos (por desgracia, UHU MAX REPAIR no aguanta. )
  • Cinta adhesiva transparente

Elaboración

1.° Recorte las placas de poliestireno como se indica en el gráfico (las placas de 40 x 30 cm tienen un tamaño estándar de venta).
2.° Pegue diez cubos magnéticos en las caras delanteras de cada placa, dejando entre ellos más o menos la misma distancia (a unos 2 mm del borde) y fíjelos con la cinta adhesiva. Deje que se sequen bien.
3.° Pegue seis bloques magnéticos en el borde de cada una de las placas laterales y cuatro en las placas del tejado y, después, fíjelos con cinta adhesiva. Deje que se sequen bien.
Si se ha hecho todo correctamente (es decir, si los imanes se atraen y no se repelen), el invernadero se puede montar como se muestra a continuación:
Como los cubos están fijados 2 mm más hacia adentro, los bloques de 2 mm de grosor encajan perfectamente en el espacio que queda y las placas se sujetan sin quedar huecos.
El problema de este proyecto es el adhesivo: el conocido UHU plus endfest 300 no se adhiere al plástico; el segundo adhesivo que probé también fracasó. De ahí, mi consejo: aun después de seco, deje las tiras adhesivas sobre los imanes para que el pegamento no pierda fuerza enseguida.
El verano pasado, mi amigo tuvo el mininvernadero en su jardín. Al mediodía, hacía muchísimo calor para las plantas, por ello tuvo que quitar la mitad del tejado (véase más abajo). No obstante, el invernadero seguía siendo estable. De hecho, la construcción es tan estable que se puede levantar y colocar en otro sitio sin tener que desmontarla. Esto resulta muy útil, por ejemplo, para ponerla a salvo rápidamente en caso de tormenta.
Por desgracia, este año aún no hemos podido cosechar chiles, pero vamos por buen camino.
Ahora que ha terminado la temporada, podemos desmontar la casita en un abrir y cerrar de ojos y guardarla en el sótano sin que ocupe mucho espacio. ¡Ojalá el año que viene tengamos más suerte con las plantas!
Nota del equipo de supermagnete: Nuestros imanes están concebidos para ser empleados en espacios interiores secos. Si se emplean al aire libre durante mucho tiempo, pueden empezar a oxidarse y, por ende, perder su magnetización. Como alternativa, le recomendamos nuestros imanes revestidos de goma.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.