Soporte para esquís y bastones

Sistema flexible para guardar los esquís y bastones en el sótano
Autor: R.B., Maienfeld, Suiza
En el mercado existen diferentes sistemas más o menos ingeniosos para guardar esquís y bastones; pero ninguno me llegó a convencer del todo para el uso que yo tenía previsto. Y de repente me vino una idea a la cabeza: "¡Los esquís tienen cantos metálicos y para eso existen los imanes!". Tras realizar algunas pruebas, la solución que elegí ha demostrado su eficacia a la perfección hasta el momento. A una altura de 1 m instalé en la pared un tubo cuadrado con unas dimensiones de 4 x 6 cm y una longitud de 1 m (taladrar, poner tacos, atornillar y listo). Ahora el tubo cuadrado funciona como soporte de los discos magnéticos S-35-05-N que se pueden disponer como se desee.
Ahora los esquís se pueden colocar fácilmente en el suelo y apoyarlos en el soporte. La fuerza de sujeción de los imanes de aprox. 12 kg permite una sujeción estable. Sin embargo, se debe procurar que el tubo cuadrado empleado sea lo suficientemente grueso como para sujetar los imanes de manera fiable. Mi tubo cuadrado tiene un grosor de 6 mm, algo un tanto sobredimensionado.
Tras instalar con éxito el primer sistema, se planteó un nuevo problema: ¿Qué hacer con los bastones? Este problema lo resolví rápidamente instalando una barra angular de hierro en la parte superior de la pared y colocando más imanes. La mayor parte de los bastones tienen puntas metálicas, las cuales se adhieren a los discos magnéticos. Sin embargo, también existen bastones con puntas especiales que requieren soluciones no magnéticas.

Todo el contenido de este sitio está protegido por derechos de autor.
Si no se cuenta con una autorización expresa, el contenido no se puede copiar ni emplear de ninguna otra manera.