• Más de 250 000 de pedidos al año
  • Más de 40 millones de imanes en stock

Cuenco magnético plegable

cuenco magnético de goma, para clavos, tornillos, brocas, etc.


N.º de artículo WS-MTR-04
Unidad de venta 1 unidad
Precio y descuento
1 ud. 3,99 EUR/ud.
desde 3 uds. 3,73 EUR/ud.
desde 10 uds. 3,50 EUR/ud.
IVA incluido gastos de envío aparte

3,99 EUR

IVA incluido gastos de envío aparte

disponibilidad inmediata

Disponible: 481 unidades

Plazo de entrega: 1-3 días hábiles

Cant.

  • Pago a recepción de factura
  • Entrega rápida

Descripción

Este cuenco magnético de goma blanda se puede plegar y transportar o guardar en cualquier sitio sin ocupar mucho espacio si no se va a usar. Cuando está completamente plegado, el cuenco magnético tiene aproximadamente 3 cm de alto. Cuando está totalmente desplegado, tiene unos 9 cm de alto y un diámetro de 13,5 cm. Así seguro que no se caerán los tornillos especialmente largos.

El imán (5 cm de diámetro) se encuentra en la base de goma del cuenco, la cual garantiza una sujeción segura y evita arañazos. Gracias al imán, los tornillos, clavos, puntas y otros objetos metálicos se mantienen de forma segura dentro del cuenco. Además, este cuenco magnético también se puede fijar directamente a cualquier base metálica en el taller o cuarto de bricolaje. Con este cuenco magnético plegable tendrá siempre a la vista todas las piezas pequeñas que necesita.

Especificaciones técnicas

Cód. artículo WS-MTR-04
EAN 7640155438926
Material ferrita
Diámetro D 135 mm
Peso 200 g
Despliegue el cuenco magnético por completo para tener siempre a mano tornillos largos y destornilladores.
Guarde en el cuenco magnético tornillos, clavos, puntas o clips sueltos, así como otras piezas metálicas pequeñas. Todos ellos se quedarán adheridos de manera segura al cuenco para que no se le pierdan y los tenga siempre a mano. El cuenco magnético se puede colocar boca abajo o en un lateral de armarios de acero o paredes de talleres.
Si no necesita el cuenco magnético, lo puede guardar en un maletín de herramientas, ya que ocupa muy poco espacio. Basta con plegarlo hasta que quede plano.