• Más de 66 000 valoraciones positivas

Cinta magnética de colores 150 mm

para rotular y cortar, rollos de 1 m


Cód. artículo MT-150
UV 1 Metro
Precio y descuento
1 m 10,33 EUR/m
desde 3 m 8,93 EUR/m
desde 10 m 7,68 EUR/m
desde 20 m 7,08 EUR/m
desde 40 m 6,54 EUR/m
Solicitar descuento desde 80 m
incl. 19% IVA gastos de envío aparte

10,33 EUR

incl. 19% IVA gastos de envío aparte

Elija la variante que desee.

Elegir

Cantidad en metros

  • Compra a recepción de factura
  • Entrega rápida

Descripción

Esta cinta magnética tiene 150 mm de ancho y está disponible en muchos colores diferentes. Se compone de ferrita de estroncio; la parte delantera está laminada con PVC fotorresistente. La longitud deseada la puede cortar con unas tijeras convencionales y, a continuación, escribir sobre ella con lápices, bolígrafos o rotuladores de pizarra blanca. Los trazos se pueden volver a eliminar con alcohol, bencina o goma de borrar, aunque pueden quedar visibles algunas marcas. Para escribir de forma permanente en la cinta magnética, es mejor emplear rotuladores permanentes. Nuestra FAQ sobre rotulación proporciona información detallada al respecto. La cinta magnética también se puede imprimir con una impresora digital o mediante serigrafía. Lea al respecto nuestras indicaciones sobre cómo imprimir cintas magnéticas.

La cinta magnética se entrega en unidades de 1 metro. Así pues, si realiza un pedido de, p. ej., 3 metros de cinta de color rojo, recibirá tres rollos de 1 metro.

Atención

No se deben adherir imanes a cintas magnéticas, ya que las desmagnetizarían. Las barras magnéticas o los paneles magnéticos son aptos como base para adherir imanes.

Especificaciones técnicas

Cód. artículoMT-150
Longitud1 m
Ancho150 mm
Grosor1 mm
MagnetizaciónAnisótropa
Fza. sujec.80 g/cm²
Peso560 g/m
Las cintas magnéticas están disponibles en muchos colores diferentes. Están magnetizadas de manera anisótropa, lo que hace que aumente la fuerza de sujeción.
El detector de flujo colocado encima muestra a la perfección la magnetización por franjas. Los polos norte y sur se van alternando de manera sucesiva. Ello genera una mayor fuerza de sujeción cuando hay contacto directo con superficies ferromagnéticas.