FAQ - Preguntas más frecuentes

¿Qué imanes son más adecuados para limpiar cristales?

Mediante el uso de imanes, se pueden limpiar fácilmente lugares de difícil acceso (p. ej., acuarios y recipientes de cristal estrechos). Lo mejor es emplear un imán en la parte interna y otro, en la externa. De manera alternativa, también se puede emplear hierro como pieza opuesta. Al limpiar superficies, se deben tener en cuenta los siguientes puntos.
Índice

Uso de imanes inoxidables

En principio, muchos de nuestros imanes son aptos para limpiar superficies de difícil acceso. Recomendamos usar nuestros imanes impermeables, ya que son inoxidables. Nuestros imanes de ferrita también son inoxidables, por lo que son ideales para este fin.
En cambio, los imanes de neodimio normales pueden empezar a oxidarse si entran en contacto con agua o detergentes y, al final, acaban desmagnetizándose. Así pues, al usar así los imanes de neodimio se debe contar con que habrá que reemplazarlos cada cierto tiempo.

Tener en cuenta el grosor del cristal

Como no se da contacto directo entre el imán y el objeto al que se adhiere, la fuerza de sujeción es considerablemente inferior. Cuanto más grueso sea el objeto que se desea limpiar, más potentes deberán ser los imanes que se utilicen. A una distancia de 5 mm, nuestro disco magnético S-15-08-N presenta una fuerza de sujeción de tan solo 350 g. Si hubiera contacto directo con el cuerpo al que se adhiere, sería de 6,7 kg.

Evitar arañazos

A pesar de su superficie lisa, los imanes pueden rayar el cristal y otras superficies delicadas. Si desea limpiar con imanes sin revestimiento protector, debería proteger la superficie de los arañazos. Para ello, coloque un pañuelo o un trozo de tela fina entre el imán y la superficie. Sin embargo, debido a la mayor distancia entre imanes, se deben escoger imanes más potentes.

Ejemplos de uso

Tal y como se puede ver en la imagen anterior, los acuarios se limpian muy bien con imanes. En la aplicación «Limpiar el acuario», encontrará instrucciones paso a paso. Para este uso, se pueden emplear, p. ej., los siguientes imanes:
Las botellas de agua, jarrones o mochilas de hidratación también se pueden limpiar muy bien con imanes. La aplicación «Limpiar botella y mochila de hidratación» le enseña cómo hacerlo. Para una botella de agua de un grosor de unos 2 mm, se pueden usar, p. ej., los siguientes imanes:
Si la suciedad está muy incrustada, no suele bastar con envolver el imán en un paño de limpieza. En estos casos, es mejor usar estropajos convencionales o de acero. Los estropajos de acero resultan especialmente prácticos si solo hay una pequeña abertura. En las imágenes puede verse una esfera de cristal amarilla que un cliente usa para regar las plantas. Para limpiar la esfera, empleó los siguientes productos:
  • 1 aro magnético del tipo R-06-02-02-G
  • 1 disco magnético del tipo S-15-08-N
  • 1 estropajo de acero de buena calidad (las opciones más baratas pueden rayar la superficie)
  • Pegamento fuerte, p. ej., UHU MAX REPAIR
Primero se corta un hilo largo del estropajo de acero y se anuda al arito magnético. A continuación, el resto del hilo se envuelve por el imán. Para que el ovillo de alambre se sostenga en el aro magnético y quede protegido de la corrosión, se sumerge en pegamento. Nota del equipo de supermagnete: A pesar del pegamento, es posible que el imán se oxide. Así pues, cuente con reemplazar el aro magnético transcurrido un cierto tiempo.
Una vez que el pegamento se haya secado bien, ya se puede meter el miniestropajo de acero junto con agua y detergente en la esfera de cristal. El imán pequeño se va moviendo de una parte a otra con el disco magnético del exterior. Un pañuelo protege el cristal de los arañazos que pueda causar el imán grande. El cristal no se raya por la parte de dentro si se llena el recipiente con un poco de agua.
Para limpiar una ventana con triple acristalamiento, uno de nuestros clientes empleó dos IMANES DE LA MUERTE aunque con tapas protectoras (vea la aplicación Limpiar ventanas). Nosotros desaconsejamos expresamente esta aplicación, dado que a una distancia tan grande, se deberían emplear imanes extremadamente potentes, lo que podría hacer añicos su ventana.